Cómo se tramó la trama

Category : Diseño

Para intentar conocer acerca del origen de la trama, habría que remontarse en el tiempo y situarse en el taller de un litógrafo, debido a que su mayor cualidad en el ejercicio de su oficio requería que fuera un excelente pintor, un mejor dibujante y un creativo por excelencia.

Para hacer sus reproducciones los litógrafos usaban una piedra caliza o calcárea en cuya superficie pulida había una porosidad capaz de aceptar agua y tinta. Este principio es usado hoy en los sistemas offset, pero, ¿Cómo degradar el color sobre dicha piedra? La respuesta correcta está en pensar, como solución, en el concepto de puntillismo y Éste ha sido nombrado por algunos, como el origen de la trama.

Hacia 1978, la primera trama de puntos fue un descubrimiento del ilustrador e impresor norteamericano Benjamín Day (1838 – 1916), quien buscaba un método para lograr las luces y sombras en sus impresos.

El principio de su invento fue una película transparente de gelatina, sujeta a un bastidor; la película era lisa por un lado y por el otro tenía líneas punteadas o texturas en relieve.  La parte del “relieve” se entintaba con un rodillo de pasta de impresor mientras la película se sostenía con una almohadilla de entintar de franela, inventada con ese fin. Se ponía luego la película entintada hacia abajo sobre un dibujo perfilado en metal, piedra o cartón.  Posteriormente se hacía presión sobre el dorso de la película con rodillo de goma, pasando las partes deseadas del modelo entintado de la película al dibujo.

En este método, bautizado por Benday en honor a su creador, las diferentes partes de una imagen eran concebidas como secciones perfiladas que podían rellenarse con pequeñas formas geométricas regulares apareciendo de esta manera la primera aplicación mecanizada de una trama.

Los ingeniosos puntos de Benday abrieron un mundo de posibilidades gráficas, permitiendo un desarrollo notable en la reproducción de ilustraciones y dibujos, que paulatinamente fueron alcanzando mayor eficiencia y precisión.

Se le reconoce el mérito de hacer hecho posible el nacimiento de las revistas de historietas, de gran intensidad narrativa y cromática, cuyos héroes encendieron la imaginación de millones de niños y jóvenes en todo el mundo; como es el caso, por ejemplo, de La pequeña Lulú o Popeye “El Marino”.

La trama hoy

En los 60, la trama Benday fue reemplazada por una de origen óptica o trama de cristal, mediante una cámara fotográfica de reproducción para la imprenta. Cada punto de trama tenía un centro o núcleo sensible a la luz.  El tamaño del punto o porcentaje se formaba por la cantidad de luz recibida.

El auge de los sistemas computacionales y tecnologías de óptica amplificaron la posibilidad de resolver cualquier condición en la que dichas tramas debieran operar para crear las miles de combinaciones requeridas en la reproducción de una fotografía, arte, fondos de color, tipografías, etc.

Hoy las tramas son creadas por un rayo láser o térmico (por calor), directamente sobre la matriz impresora (plancha metálica) mediante una máquina llamada filmadora.

Fuente: textos Cuaderno Ograma Impresores, “Lichtenstyle”.